La Revista Justicia y Derecho cuenta con una política de detección de plagio, la que tiene por objetivo de que los autores cumplan con las normas éticas necesarias para asegurar un proceso de trasparencia en el proceso de publicación.
El editor de la revista y su equipo realizan el proceso de detección de plagio mediante el software Turnitin y se realiza en la primera etapa de edición (una vez recibido el artículo). Cuando se detecta que existe plagio se rechaza de forma inmediata y se les informa a los autores de la situación.
A su vez, se les pide a los revisores que, durante la etapa de evaluación, informar si detectan alguna forma considera de plagio en el manuscrito.

Al detectarse malas prácticas de investigación y publicación, los editores tienen el deber de informar al comité editorial para que se tomen las medidas necesarias: retracciones, correcciones, disculpas, aclaraciones. Los editores y redactores siempre deben estar dispuestos a publicar correcciones, aclaraciones, retractaciones y disculpas cuando sea necesario.